Desconectados (Cinco minutos)

Laura sabrá el verdadero significado de la vida en cinco minutos. Por más que corra o se esconda, no podrá escapar a su destino. No está sola. Cinco esencias la ayudarán. El Amor, el Orgullo, el Rencor, la Soledad y la Esperanza le mostrarán lo que Fue, Es y Será. No pueden interferir porque es ella quien decide. El tiempo corre. ¿Lo logrará? Todo en la vida llega tarde o temprano. Todo lo que hagas, bueno o malo, pronto regresa. No nos vamos de esta vida sin pagar. A cada uno le llega su hora. Sólo confía en el de arriba y todos tus problemas serán solucionados. Nunca dejes de creer.

Érase una vez una princesa que se salvó sola

Un precioso álbum por las mejores ilustradoras del momento, con cuentos inspiradores sobre situaciones injustas a las que nos enfrentamos niñas y mujeres, y también niños y hombres, y cómo sus protagonistas se empoderan para transformarlas. «La princesa se cortó la trenza y tejió con ella una escalera. Se salvó sola. Y cambió el cuento.» Estos son los relatos que tenemos que contarnos las unas a las otras, y también a los otros, para cambiar el final del cuento para siempre. Para poder empezar a escribir, tod@s junt@s, una historia distinta. Cuentos únicos y actuales para dar paso a un futuro en el que las chicas se salven solas, y los chicos puedan pedir ayuda de vez en cuando. Agustina Guerrero, María Hesse, Ana Santos, Aitor Saraiba, Naranjalidad, Lady Desidia, Laura Agustí, Elena Pancorbo, Amaia Arrazola y Alex de Marcos se reúnen en este precioso volumen para ilustrar cuentos únicos desde una óptica feminista. Y así dar paso a un futuro en el que todas las princesas se salven solas, y los príncipes puedan pedir ayuda de vez en cuando.

Dulce e irresistible (Bilogía Tal y como eres I)

La autora de Charlotte Beverly y Alguien especial nos presenta Dulce e irresistible, el primer libro de su bilogía romántica Tal y como eres. ¿Qué harías si te reencontraras con tu primer amor? Carla es una veterinaria que un buen día se reencuentra con Jorge, el chico que le gustaba cuando era apenas una niña. Todo gracias a Maco, un cachorro que ha sido abandonado, y al que Jorge acaba de rescatar. Jorge, monitor de gimnasia, aún no puede creerse que haya vuelto a encontrarse con Carla, aquella niña que le dio su primer beso, cuando él era el gordito del grupo de amigos. A pesar de no querer involucrarse con ninguna amiga de la infancia, no puede evitar la atracción que siente por Carla, y ella está dispuesta a conquistar su corazón. ¿Lo conseguirá?

Todas para una (Serie Ideas en la casa del árbol. Volumen 1)

El curso termina, y las mejores amigas Gretta, Celia, María, Paula y Blanca se preparan para pasar un verano inolvidable.Todas están muy felices... menos María. ¿Qué le pasa? Las chicas tratarán de encontrar una solución y se verán envueltas en una arriesgada aventura. ¿Conseguirán su sueño de pasar el verano juntas?

Quiérete, quiéreme

Cristina tiene que comprarse un vestido para la boda de su hermana, pero tiene un problema: debido a su sobrepeso odia la ropa y, muy especialmente, los probadores de las tiendas. Sin embargo, no le queda más remedio que seguir probándose vestidos… ¿o no? Con la excusa de perder unos kilos, decide librarse de la tortura que para ella son las compras, sin esperar que su hermana va a tomarla en serio y la va a obligar a hacer dieta y ¡horror!, deporte. ¿Pero cómo va una chica como ella, de huesos grandes, de buen comer y alérgica al deporte, a adelgazar? No se lo cree nadie… Nadie salvo su hermana y Sergio, el ex de una amiga, que sorprendentemente se ofrece a ayudarla en su objetivo. Por caridad, claro, ¿o si no por qué va a echarle una mano alguien tan… tan… fuera de su liga? Cristina tendrá que aprender a quererse, aunque el camino no será nada fácil.  

Ahora o nunca. El mundo de Mía

Mía, Daniela y Maribe te invitan a conocer la historia de @elmundodemia8. ¿Alguna vez te has preguntado qué harías si no tuvieras miedo? ¿Si no hubiera nada que perder? Yo sí. Y el día en el que, escribiendo sueños en una servilleta de papel, me di cuenta de que allí sentada jamás iba a ganar, decidí vivir sin importar cuándo, cómo y por qué. Decidí cogerla de la mano, apostar, cambiar, viajar, amar y llorar. Decidí dejar de imaginar para empezar a experimentar la inconfundible y dulce sensación de ese hormigueo en el estómago que indica que todo puede pasar. Y, tú, ¿te atreves a soñar?