Poesía Modernista y del 98 comentada. Rubén Darío, Antonio Machado y Juan Ramón Jiménez selecciona lo más distinguido de la obra de estos tres grandes poetas de la época. Los poemas se comentan verso a verso (tal como Machado entendía la poesía y la vida), se resumen y se destacan aspectos de forma y contenido que permiten entenderlos en su contexto literario, en un momento donde la poesía inicia el camino de la modernidad y quiere dar respuesta a profundas inquietudes estéticas, sociales y humanas. El trabajo concienzudo de Francisco Martínez , David J. Calzado y Luis Miguel Godoy, que aúnan su experiencia docente con un profundo amor por la literatura, parte de la creencia de que solo entendiendo todos y cada uno de los versos se puede llegar a valorar y disfrutar las excelencias de esta poesía.

Casi tres décadas después de su salida de Sefarad, Fausto, el hijo del famoso físico judío Asher Toledano, protagonista de La Luz de Sefarad, regresa a Sevilla, tras un largo viaje a través de los reinos cristianos de España, huyendo de los persecuciones que contra los judíos han comenzado a producirse en las tierras de Occitania. Convertido al cristianismo, sumido en una gran crisis espiritual e invadido por el pesimismo de los duros tiempos que se avecinan para los hijos de Israel, se va a enfrentar en la ciudad de la Giralda a la gran pestilencia que está asolando Europa. Y él con una mente racional, trascendiendo a la ortodoxia de su tiempo, y sin más herramientas que su inteligencia, su sabiduría adquirida en la escuela de Medicina de Montpellier, y los principios adquiridos de las enseñanzas de su padre, va a buscar la verdadera naturaleza de este mal, desafiando a todas las creencias de la época y a los grandes clásicos de la medicina. En el entorno de la Sevilla de la mitad del siglo XIV se desarrolla esta historia en la que se dibujan las bellezas y las desdichas de la ciudad del Guadalquivir, sus calles y sus gentes; la grandeza y la miseria de una Castilla que pugna por sobrevivir a la hecatombe de los tiempos, para convertirse junto al resto de los reinos hispánicos, en una gran nación y en un gran imperio.

Si Cicerón (106-43 a.C.) fue, probablemente, la cabeza más brillante y completa del mundo romano republicano, los dos breves y enjundiosos tratados que escribió "Sobre la vejez" y "Sobre la amistad" y que integran el presente volumen abordan dos de los temas más humanamente imperecederos: la senectud y los momentos de desconsuelo ante la pérdida de un amigo o un ser querido. La elegancia de la prosa ciceroniana raya a gran altura en estas dos obras cuya preparación ha corrido a cargo de Esperanza Torrego, quien nos ofrece una bella y fiel versión de dos de los textos latinos más hermosos que nos haya legado la Antigüedad. Traducción e introducción de Esperanza Torrego

Considerada por Aristóteles como la más perfecta de las tragedias griegas en muchos aspectos, Edipo Rey de Sófocles (c. 496-406 a.C. ) es un drama de revelación que propone la búsqueda de lo que se esconde tras las apariencias, la indagación en la esencia de lo que uno es. La peste y una larga epidemia asolan Tebas. Tras la consulta al oráculo de Delfos, Edipo entenderá que el remedio a ese mal exige vengar la muerte del anterior monarca, Layo. Con un manejo magistral de la ironía trágica, el gran dramaturgo griego nos ofrece el paulatino desvelamiento de los detalles del ascenso del protagonista al trono, así como el descubrimiento final de su condición de parricida y esposo de la viuda de su padre, su propia madre.

Alicia está sentada junto a su hermana a la orilla del río. De repente, ve pasar a un Conejo Blanco que va hablando solo y que se mete en su madriguera. Sorprendida, Alicia decide seguirle, pero en su persecución cae por un profundo agujero que la llevará hasta un mundo "maravilloso".

Nora se cree felizmente casada con Torvaldo. Llevan ocho años de casados y tienen tres hijos. Además, Torvaldo Helmer asumirá en el año nuevo el puesto de director de un banco. Todo parece perfecto, pero Nora guarda un secreto. Así se lo confiesa a su amiga Linde. Años atrás, su esposo estaba a punto de morir. Debía cambiar de clima, pero económicamente les era imposible pagar un viaje. Nora le hizo creer a Torvaldo, quien ignoraba su propia enfermedad, que su padre, agonizante, les había dado el dinero. En realidad, Nora lo tomó prestado de Krogstad, el procurador. Para hacerlo, Nora falsificó la firma de su padre muerto. El prestamista trabaja en el mismo banco de Helmer. Tiene un oscuro pasado como falsificador. Intenta recuperar ante la sociedad y sus hijos su honra, pero sabe que Torvaldo lo despedirá por sus antecedentes corruptos. Para evitarlo, chantajea a Nora, quien ve cómo se derrumba su felicidad. Torvaldo no accede a su petición de que mantenga al procurador en su puesto. Este se encuentra dispuesto a todo. Sin embargo, Linde habla con él. Ella será quien lo reemplazará en el puesto; pero intenta recuperar su vida. Le propone que vivan juntos como lo deseó hace mucho tiempo Krogstad. Linde no impide que el procurador informe, a través de una carta, el crimen de Nora. Cree que él le agradecerá el haberlo salvado. Por el contrario, Torvaldo se entera y en lugar de agradecerle por haberle salvado la vida, la humilla y juzga. En medio de los insultas y ofensas recibe unos nuevos papeles. Krogstad ha devuelto el contrato. No hará nada contra los Helmer. Torvaldo trata de reconciliarse con Nora, pero esta ha cambiado radicalmente. Se ha dado cuenta que en su matrimonio no es más que una muñeca grande; como de niña fue una muñeca pequeña. Quiere reencontrarse consigo mismo. Torvaldo le es un extraño, un egoísta. Para encontrarse consigo misma, abandonará la casa.

Jalaluddin Rumi está justamente considerado como uno de los más importantes poetas de la historia, a la vez que el más grande místico sufí. Nacido en el siglo XIII en Persia, el llamado santo-poeta nos dejó una vida concebida como la "senda del amor", en la que su devoción por el "Amado" alcanzó su máxima expresión en unos poemas plenos de profunda belleza e inflamados, como su corazón, de un sentimiento capaz de transmitir al lector el perfume y la presencia de lo inefable. Declarado por los sufíes como "el Maestro de la Vía", fue el fundador de la orden de los Mavlevis, cuya ceremonia extática de la sama continúa hoy día provocando una profunda impresión en quienes la contemplan. Su obra poética fue muy abundante, destacando por un lado el Masnavi, constituido principalmente por una colección de consejos éticos y filosóficos destinados a los derviches, y por otra sus famosos poemas místicos. Este libro presenta una selección de las poesías místicas más hermosas de Rumi, extractadas y traducidas por el autor de fuentes clásicas de total solvencia. Una obra que conmoverá a todo lector sensible al impacto estético que brota del encuentro sincero del ser humano con lo divino.

El pensador que mejor supo unir racionalidad y alegría ética - Tratado teológico político - Tratado político. Sostuvo que el sabio es alegre por definición y se opone siempre a la tristeza, y que sin alegría el pensamiento es menos productivo y creador. Tan lejos del optimismo ingenuo como del pesimismo moral e ideológico, su objetivo fue comprender en vez de juzgar. Serenidad, cautela y honestidad fueron los valores que sustentaron la vida y la obra de Spinoza, con una coherencia poco frecuente en el mundo intelectual.

Entre los numerosos objetos de análisis que llamaron la atención de Aristóteles (384-322 a.C.) se contó también el fenómeno literario y, dentro de él, su más notable manifestación en su época: el teatro. En el sucinto tratado que recibe el nombre de " Poética " expone con maestría la estructura formal de la tragedia y la comedia de la antigua Grecia. En él es donde encontramos por primera vez definidos algunos conceptos literarios -la trama o argumento de una obra, las distintas partes de una pieza dramática, los efectos que el teatro produce en el espectador o lector-, así como términos como el de " catarsis " o purificación, la " peripecia " o cambio de fortuna, o el concepto de " anagnórisis " ('reconocimiento'), que desde entonces pasaron a ser moneda corriente en todo el desarrollo posterior de las literaturas occidentales.